HORARIO: LUNES A JUEVES 8-17H / VIERNES 7-14H

sin IVA con IVA

Azulejos sublimables


Los azulejos sublimables son unos productos muy utilizados en la sublimación, en especial cuando se usan como soporte para conservar fotografías. Esto supone un recuerdo entrañable, y también se pueden incorporar como un elemento decorativo el cual cuenta con muchas posibilidades diferentes.

Existen murales con baldosas sublimadas que se pueden integrar en la decoración del hogar o de cualquier local comercial. El proceso de sublimación de azulejos es sencillo, y siempre se puede conseguir un resultado profesional en muy poco tiempo.

Tipos de azulejos sublimables

Es importante considerar que existen diferentes tipos de azulejos para personalizar en el mercado, y tenemos un catálogo amplio para que encuentres los que se ajusten a tus necesidades. El tipo de azulejo a seleccionar dependerá de la aplicación final, y nos podremos encontrar con:

·       Acabado brillante: son la mejor opción para las fotografías, pero se pueden rayar fácilmente.

·       Mate: son ideales para los murales resistentes, por lo que son la mejor opción para lugares donde estén expuestos al agua.

·       Baldosas de mármol: estos tienen una imagen de antigüedad y se ajustan a la mayoría de propuestas decorativas.

¿Qué plancha se usa para los azulejos?

Para los azulejos personalizables, siempre se debe seleccionar una plancha vertical, que incorpore un mecanismo de cierre y apertura recto. Para los azulejos sublimables no se deben usar las planchas tipo sándwich, porque no permiten aplicar una presión homogénea sobre toda la superficie, lo que puede arruinar el resultado final.

Antes de personalizar cualquier tipo de azulejo, es imprescindible que la plancha esté perfectamente calibrada. De esta forma, se evitará que se tenga una transferencia irregular, la cual se podrá notar con puntos blancos.

A la hora de sublimar un azulejo se puede hacer boca abajo, pero se requiere pegar el papel para evitar que se mueva y así conseguir el resultado ideal. Sin embargo, en esta posición el proceso se ralentizará considerablemente.

Por este motivo, lo mejor es poner la imagen impresa boca arriba, para alinear correctamente el azulejo con la imagen impresa, logrando así transferir varios modelos al mismo tiempo a varios azulejos. Siempre se recomienda colocar una almohadilla en el plato inferior de la plancha, y el papel impreso boca arriba y el azulejo boca abajo sobre el papel. Así te asegurarás de que el papel impreso envuelve toda la superficie y bordes del azulejo. Esta es la mejor opción en caso de que se usen azulejos de superficie irregular.

Presión, temperatura y tiempo

Es importante encontrar el equilibrio perfecto en el ajuste de la presión, y si es una plancha manual tendrás que hacer un ajuste realizando pruebas. Por otra parte, si hablamos de una plancha neumática el resultado puede ser más homogéneo y se recomienda aplicar una presión de 30-35psi.

Por otra parte, debes fijarte en la temperatura que requiere la tinta para su adherencia, la cual por lo general debe ser de 200°C. Por otra parte, el tiempo de planchado normalmente será de unos 6 minutos durante el verano, mientras que en el invierno el tiempo subirá en un minuto.

Producto añadido a la wishlist
Producto añadido al comparador.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación, si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.